Los Efectos de Jornadas Laborales Extendidas

Ruben Palazuelos Romo

info@palazuelosconsultores.com

Una medida de productividad resulta de la relación entre la cantidad de trabajo logrado (por ejemplo, la cantidad de unidades producidas) y el tiempo invertido para ese trabajo. La cantidad de horas trabajadas en una semana y también la productividad alcanzada es diferente entre una cultura y otra. Encontramos índices de productividad muy altos y jornadas de trabajo muy extendidas entre países. Sin embargo, no existe una correlación clara entre estas dos variables laborales. Más horas pudieran resultar en mayor cantidad pero no en mayor productividad. 

En reportes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD) se utiliza el producto interno bruto (una medida de la producción económica total del país) en relación a horas trabajadas para medir productividad. Bajo ese método, varios países de la Unión Europea encabezan la lista como los más productivos, mientras que varios países de América Latina muestran índices de productividad muy pobres, en parte debido a tener semanas con gran cantidad de horas trabajadas, entre las más extensas en el mundo.

Algunas empresas han experimentado con varios arreglos de horas por semana tratando de incrementar la productividad en sus procesos, pero en la mayoría de las ocasiones ignorando los efectos sobre sus empleados. Así, se han aplicado varios sistemas, de los cuales se ejemplifican tres casos comunes en diferentes países:

  • Un sistema denominado 996 que consiste en trabajar de 9am a 9pm durante 6 días. 
  • Otro sistema en uso es de 48 horas en cuatro días, y en ocasiones esos días, y turnos, varían de un mes al siguiente. 
  • Aún otro sistema denominado 980, en el cual se trabajan 80 horas en nueve días en un calendario variable.

El argumento en algunos casos es que las jornadas de trabajo más largas tienen beneficios personales, profesionales y organizacionales. Sin embargo, la realidad es que una mayor cantidad de horas no conduce a mayor productividad y sí tiene consecuencias negativas en el bienestar físico y mental del empleado. 

La fatiga, el insomnio y el estrés se relacionan con períodos prolongados de trabajo en jornadas extendidas, con riesgo de depresión y limitaciones cognoscitivas a largo plazo. Es más probable que un empleado con un desequilibrio entre su vida personal y su trabajo, causado por jornadas extendidas, sacrifique una buena alimentación, el ejercicio físico y suficientes horas de sueño. 

Algunos estudios recientes sugieren que los empleados dejan de ser productivos después de aproximadamente 50 horas en una semana y después de 9 horas diarias. La reducción en productividad asociada con jornadas largas no se limita al individuo que trabaja esas horas sino que se extiende al grupo al cual pertenece, debido a los efectos del ausentismo, la impuntualidad o la rotación del individuo, quien debe cumplir con jornadas extendidas en forma continua.  

Como respuesta a lo anterior, se aprecia una tendencia en ciertos países en adoptar un arreglo de 4 días y 32 horas por semana, pues esto ha demostrado en muchos casos mayor productividad en empleados, mayores ventas en negocios y mayor producción por hora en industrias.

La práctica de extender horarios por razones puramente económicas para la empresa es contraria a ganancias en productividad y tiene efectos negativos sobre la salud y el bienestar de los empleados. Es más probable que una empresa logre mayor productividad atendiendo al bienestar de sus empleados mediante flexibilidad y desarrollo, en vez de limitarse a considerar exclusivamente el factor financiero. 

Desarrollo – Tarea Esencial de Líderes

Ruben Palazuelos Romo

info@palazuelosconsultores.com

Una cierta empresa se caracteriza por alta rotación de empleados, un ambiente de trabajo tenso, problemas repetitivos debido a la incapacidad de lograr soluciones efectivas, faltas éticas al ocultar problemas y alterar cifras, altos costos y una pobre satisfacción de clientes. En cada nivel de esta organización hay quien presenta una excusa sobre los resultados dirigiendo la responsabilidad a otros.

Esta situación es típica de una empresa sin interés por el desarrollo de su gente. Los empleados podrán estar capacitados para hacer su trabajo, cumpliendo así requisitos legales y estándares mínimos. Pero desarrollo es mucho más que eso y no es tarea de la función de entrenamiento en la empresa. Imponer técnicas o métodos no desarrolla el talento ya disponible en la organización. Dictar órdenes a un equipo, en vez de desarrollarlo para ampliar sus capacidades, le resta oportunidades y limita la responsabilidad y sentido de propiedad del equipo sobre la situación. 

La transformación de una organización inicia con el desarrollo de su gente y la función clave para ésto es la función gerencial. Un gerente tiene ya la responsabilidad de liderazgo frente a su equipo. Su trabajo en la gestión debe centrarse en el desarrollo de su gente, no en la eficiencia de máquinas o la cantidad de piezas en la siguiente hora. El desarrollo de la gente permitirá lograr mayor eficiencia en las máquinas y mayor producción con menos problemas para mayor satisfacción de los clientes. 

En palabras de Peter Drucker: “Su tarea es lograr que la gente sea capaz de un desempeño conjunto. Es hacer las fortalezas de la gente efectivas, y sus debilidades irrelevantes.

Una persona con la responsabilidad de gerente debe realizarse como líder y coach de su equipo. No debe limitarse a actuar en aspectos tácticos típicos de un coordinador, técnico o ingeniero, sin menosprecio de estas valiosas funciones. La organización necesita al gerente como líder, mentor, coach y estratega. Cuando el gerente desarrolla a su equipo, logra entonces dedicar su capacidad a los asuntos estratégicos indispensables para el crecimiento del negocio, confiando en la capacidad de su equipo para controlar las operaciones.

La mayor inversión de una organización en el desarrollo de su gente es tiempo de sus líderes y no tanto en dinero.

Al dedicarse el gerente-líder a la gente en su equipo, asume su rol como agente de cambio. La dedicación del gerente-líder al desarrollo de su equipo es fundamentalmente una acción de servicio a su equipo, y eso es la esencia del liderazgo: servir. 

La misión de un verdadero líder es desarrollar a su equipo a tal nivel que el equipo no requiera del líder, pues la mayor expresión de humildad de un líder es ceder su conocimiento y poder a su equipo.

Innovación como Medio de Crecimiento

Ruben Palazuelos Romo

info@palazuelosconsultores.com

Avances impresionantes

En las décadas recientes hemos observado avances impresionantes en muchas áreas. Algunos ejemplos se aprecian en los avances en la medicina, los cuales han creado nuevos métodos de prevención y tratamiento; en los procesos de manufactura para mejorar la calidad y reducir el tiempo de producción; en el avance de las comunicaciones, como la telefonía celular y el transporte; en el entretenimiento, del cine a los discos y a las películas en línea; en el comercio en tienda al comercio en línea, con nuevas formas de entrega de los productos. Estos cambios que hemos presenciado se deben a la innovación. 

Definición de innovación

Al preguntar qué es innovación podemos recibir varias respuestas como: un avance tecnológico, un producto nuevo o un diseño creativo. Ciertamente la innovación incluye creatividad, novedad, avance, pero es algo más concreto y dirigido al cliente. 

Innovación es el proceso de crear y entregar valor al cliente.

La innovación puede lograrse en productos, como un teléfono celular o un automóvil eléctrico; también puede ser en servicios, como formas de banca en línea o trámites automatizados. La innovación también puede realizarse en procesos, para lograr mayor agilidad y menor desperdicio. También puede lograrse innovación en el modelo de negocios, como computadoras configuradas por el cliente o cambios en la cadena de suministro.

La innovación es el principal impulsor de crecimiento 

para una organización o un país.

Para entregar valor al cliente es indispensable entender las necesidades reales del cliente. La propuesta de valor parte de este entendimiento, describiendo formas en que el cliente puede reducir sus gastos o su esfuerzo para lograr lo que necesita. 

La innovación se apoya en la creatividad para lograr algo de valor para el cliente. La innovación es una jornada y nunca un proceso lineal de un punto A a un punto B; en realidad, en ocasiones el destino es desconocido.

Actitud complaciente

Una organización que está satisfecha con su realidad, tal vez conforme con igualar a la competencia, sobreviviendo solo con mejoras en eficiencia está destinada a una vida breve en el ambiente competitivo actual.

En una organización complaciente las actividades diarias se vuelven repetitivas, creando urgencias constantes que ocupan demasiados recursos. El enfoque exclusivo en el presente y la dependencia extrema en el modo táctico crean una mentalidad de mantenimiento perpetuo al ejecutar rutinas sin aprendizaje y desperdiciar talento, cayendo en una ceguera mental hacia las necesidades de la empresa frente al ambiente competitivo. 

En organizaciones complacientes predomina la actitud de que solo hay una forma correcta de hacer las cosas, con temor a cometer un error, con dudas sobre la capacidad de su gente para aportar mejores ideas y con directivas para no invertir recursos en cambios. En estas organizaciones abundan las actitudes inhibitorias a la innovación. 

Paradójicamente, la mayor amenaza para la innovación es el éxito. Una organización exitosa puede volverse complaciente y conservadora. Las mejoras únicamente en productividad no son garantía de lograr o mantener liderazgo en el mercado.

Las fortalezas de una organización tienen la característica de volverse debilidades si no se adaptan y cambian. La única seguridad confiable para cualquier empresa es la habilidad para innovar más y mejor que sus competidores; crecer más rápido, mejor y de manera más inteligente que la competencia.

Inteligencia y creatividad colectiva

La innovación es posible cuando la gente aprende a trabajar en equipos y tiene el apoyo organizacional hacia la creatividad, con tolerancia a los errores y recursos destinados al aprendizaje. El desarrollo de los equipos lleva a crear inteligencia colectiva y talento superior. 

Los equipos logran mayor capacidad innovadora cuando son presentados con retos y no limitados por una meta. Un buen reto es un excelente medio para desarrollar talento. Hacer unas cuantas preguntas grandes y buscar muchas respuestas es mucho mejor para un equipo que dictarle una meta. La innovación puede resolver problemas complejos.

La innovación no es magia sino es encontrar lo mejor del talento en la organización y encauzarlo a crear valor para el cliente. 

Ideas, ideas, ideas

La innovación es un ciclo continuo de aprendizaje y desarrollo. El motor de la innovación en ese ciclo está integrado por ideas. Al sostener un ambiente en el cual puedan crecer las ideas se establece un medio posible para lograr productos, servicios o modelos innovadores, capaces de crear valor para el cliente e impulsar así el crecimiento de la empresa. 

Creatividad

Ruben Palazuelos Romo

info@palazuelosconsultores.com

Con frecuencia se asocia creatividad con el trabajo de un genio, como si ser creativo exigiera una gran inteligencia. Sin embargo, la creatividad es parte de nuestra naturaleza humana y cada persona tiene un potencial creativo; es una de las características más importantes y distintivas de ser humano. La creatividad inicia al pensar y por ello existe como capacidad en cada persona. 

La creatividad es la acción de producir ideas nuevas y convertirlas en algo real. Se caracteriza por una habilidad de percibir el mundo de formas nuevas, de trazar conexiones entre situaciones aparentemente sin relación, de generar soluciones nuevas. Es la habilidad de utilizar experiencias y conocimientos acumulados en nuestra mente, combinarlos en formas nuevas y lograr algo diferente.

La creatividad no está limitada a aspectos artísticos; el avance científico se relaciona también con la creatividad. La tecnología ha revolucionado la forma en que vivimos al ofrecer soluciones creativas para muchas de nuestras actividades. Por ser la creatividad una cualidad de la especie humana, hemos avanzado desde un estado cavernícola hasta la exploración espacial. Logramos avanzar por una era agrícola a una industrial, a otra era de información y llegar a una era conceptual. La creatividad ha sido y continuará siendo un factor crucial para el éxito en el futuro. 

Screen Shot 2019-11-16 at 11.04.56 AM

Sin embargo, solamente una pequeña parte de la población cree poder desarrollar su potencial creativo y piensa tener una habilidad creativa muy limitada. Somos creativos por naturaleza pero al crecer aprendemos a no utilizar nuestra capacidad creativa; perdemos nuestra creatividad natural al pasar de niños a adultos debido al ambiente en el cual crecemos. Pero nuestra habilidad creativa puede ser desarrollada; podemos desaprender los hábitos y cambiar las actitudes que limitan nuestra creatividad. Nuestra vida diaria require que seamos creativos para lograr satisfacer nuestras necesidades mayores y las personas llegan a un estado de mayor satisfacción en la vida cuando son capaces de manifestar su creatividad en alguna forma.

Cada persona tiene capacidad creativa; es parte de la evolución de nuestro cerebro. Las actividades mentales relacionadas con la creatividad incluyen observar, cuestionar, asociar, experimentar e imaginar. Estas actividades pueden verse suprimidas por un ambiente inadecuado que limite la generación de ideas y en consecuencia frene la creatividad. Nuestro cerebro utiliza los estímulos que recibe como material para generar ideas. Si estos estímulos son variados y ricos en contenido, es posible producir más ideas a partir de impresiones visuales, experiencias auditivas, pensamientos y emociones.  Screen Shot 2019-11-16 at 2.43.07 PM

Cada segundo de nuestra vida combina estímulos nuevos con experiencias y memorias ya acumulados en nuestros cerebros. Cada experiencia nueva es material con el cual nuestro cerebro puede crear variaciones de algo existente y producir algo nuevo. Observar lo que existe a nuestro alrededor, en vez de solamente ver, puede generar conceptos nuevos. Un ambiente con una variedad de estímulos apoya el proceso creativo. 

La tendencia en muchos sistemas educativos hacia una mayor especialización es una gran limitante a la creatividad. Muchos programas escolares buscan que el estudiante aprenda cada vez más y más de menos y menos; llevado al extremo, un sistema así llevaría a saber todo de nada. Los programas educativos de mayor éxito y valor para la vida de los estudiantes utilizan mayor generalización para formar un pensamiento amplio, capaz de mayor poder de observación, crítica e imaginación. El conocimiento de varias áreas resulta más valioso y desarrolla mayor capacidad creativa en los estudiantes, sobre todo si inicia a una edad temprana.

Una persona utiliza su capacidad creativa cuando piensa diferente, desde otras perspectivas, para lograr ideas nuevas, cuando imagina lo que aún no existe. Cada persona es capaz de imaginar lo que no tiene frente a ella si se decide a hacerlo. Cuando existe la intención, es posible ver que conceptos aparentemente excluyentes pueden combinarse para lograr algo diferente, disparar una idea a partir de una colección de cosas consideradas aleatorias. Al continuar observando, agregando, variando, puede crearse algo diferente, lograr algo extraordinario a partir de lo ordinario.

La creatividad no se refiere a crear algo de la nada; muchas creaciones provienen de algo que ya existe, de percibir de manera diferente lo que vemos, oímos o sentimos. El proceso creativo no necesariamente requiere de un relámpago de brillantez o de la inspiración de una musa. Algo creativo puede resultar de una combinación no antes vista de cosas anteriormente vistas. 

Nuestro cerebro puede llegar a buscar cosas nuevas y estimulantes cuando dejamos de repetir lo conocido, cómodo y fácil. Nuestra humanidad es creativa por naturaleza y tiene el poder de mejorar vidas, propias y ajenas. La creatividad es esencial a la felicidad pues lleva a la persona a un estado de realización y plenitud.

Screen Shot 2019-11-16 at 2.43.28 PM

¿Cómo ser entonces una persona más creativa? La respuesta a esta pregunta incluye aspectos muy sencillos pero diferentes a lo que cotidianamente hacemos. 

Pensar más

Es raro encontrar espacios en nuestra agenda para pensar y sin embargo son indispensables. Concedernos tiempo para pensar nos permite considerar opciones antes de decidir qué hacer, de esa forma evitamos conformarnos con una primera respuesta o solución rápida y buscar otras mejores. Pensar más nos ayuda a evitar repetir lo que ya se ha hecho y que muy probablemente produzca resultados mediocres en comparación a otras alternativas. Forzar nuestro cerebro a pensar más nos puede llevar a lograr algo creativo y mejor.

No temer fallar

Vencer el temor a fallar nos brinda la oportunidad de aprender y avanzar mejor. Es necesario probar ideas nuevas, considerando lo que aún no existe, sin que el miedo sea un obstáculo que nos impida actuar. Crear algo nuevo puede ser difícil cuando nos encerramos con los riesgos de fallar; experimentar siempre lleva riesgos pero estos pueden ser minimizados o eliminados con un buen plan. Aprender de nuestros errores siempre abre caminos nuevos. Tendemos a evitar un cambio por temor al fracaso pero debemos recordarnos siempre que la mayoría de los éxitos resultan de los fracasos anteriores; la historia tiene incontables casos de búsqueda del éxito después de múltiples fracasos. 

Retar nuestra capacidad

Al salir de una zona de confort es posible lograr estímulos nuevos que pueden conducirnos  a ideas nuevas y mejores. Al mover nuestros límites y retarnos a alcanzarlos estamos obligándonos a hacer algo diferente y esto nos lleva a ejercer nuestra creatividad para lograr nuestro propósito. La satisfacción de haber avanzado es enorme y nos impulsa aún a mayores logros.

Procurar un mejor ambiente

Cambiar nuestro ambiente puede ser difícil y no siempre posible pero esto es un factor clave que permite realizar nuestra capacidad creativa. No debemos olvidar que nosotros contribuimos en alguna forma al ambiente en el cual nos encontramos. Nuestra actitud es definitivamente algo que sí podemos cambiar; una mayor confianza en nuestras capacidades es un excelente apoyo a nuestra creatividad. Al evitar negatividad, propia y a nuestro alrededor, mejoramos el ambiente y hacemos posible la generación de más y mejores ideas. El trabajo con otras personas puede lograr mejores resultados; un ambiente colaborativo genera más ideas y hace posible mejores soluciones.

Explorar posibilidades

Probar algo nuevo, explorando el rango de posibilidades, permite encontrar mejores ideas y opciones. Tomar ideas de un contexto y aplicarlas en otro es también un buen ejercicio para buscar mejores alternativas. 

Un pequeño cambio atendiendo una o más de las cinco recomendaciones anteriores puede llevarte a realizar más tu potencial creativo. Un cambio facilita el siguiente: al pensar más puedes explorar otras posibilidades y retar tu capacidad; al vencer el temor a fallar puedes mejorar tu actitud y contribuir a un mejor ambiente.

Screen Shot 2019-11-16 at 11.06.16 AM

Hemos salido de las cavernas y hemos llegado al espacio, pero en el trayecto hemos producido algunos problemas complejos que complican nuestra vida. La creatividad es la mayor fuerza que poseemos, capaz de transformar nuestro presente hacia un mejor futuro. Para tener éxito y bienestar en el futuro debemos desarrollar nuestra habilidad creativa en escuelas, centros de trabajo y en nuestros hogares.

Ideas Valiosas

Ruben Palazuelos Romo

info@palazuelosconsultores.com

Uno de los motivos por los cuales una persona puede dejar su trabajo es por sentir que a nadie le interesan sus ideas. Esta situación puede ser más común de lo que imaginamos y no es un sentimiento que se expresaría abiertamente como el motivo para buscar otra oportunidad. Las ideas de un empleado pueden perderse al no ser escuchadas o consideradas; la empresa podría estar perdiendo algo de gran valor y esto podría ser síntoma de una cultura organizacional que sacrifica talento y posición competitiva.

Muchas ideas carecen de un atractivo en su inicio pero unas cuantas muestran su valor en cuanto son exploradas. Una idea puede parecer inicialmente ridícula o ser vista como imposible de producir resultados. Al ser vista de nuevo podría mostrar potencial, ser mejorada en forma colaborativa y producir algo mejor que la condición actual. Un proceso iterativo para escuchar y crecer ideas es característico de una organización que apoya la innovación y este proceso es una manifestación de su cultura y por supuesto, de su liderazgo. Una idea tiene el potencial de avanzar desde “Esto no funcionará” hasta “Sí funciona” cuando es considerada en un ambiente apropiado. 

Es posible que ciertos grupos en la organización sean un freno para el flujo de ideas, por diversas razones. Algunas personas pueden manifestar resistencia a escuchar y revisar ideas si ven éstas como factores que pueden desestabilizar los procesos actuales en vez de ver las ideas como oportunidades para un mejor proceso en el futuro. La resistencia al cambio en los procesos es en cierta forma un deseo de repetir resultados aceptables, pero sacrifica el avance a mejores condiciones para empleados y clientes.

Cuando los líderes en la organización comunican y demuestran un ambiente de respeto para la colaboración de los empleados, establecen un ambiente de confianza para expresar ideas. Este ambiente puede apoyarse al capturar, documentar, criticar y evaluar las ideas para asegurar que las mejores llegan a convertirse en acciones. Toda idea debe ser al menos escuchada y considerada por grupos apropiados, con personas responsables de puntos clave a lo largo del proceso de generación hasta evaluación de las ideas.

Si el mensaje de los líderes es que las ideas de los empleados son importantes para el futuro de la organización, cada persona merece entonces alguna respuesta sobre su aportación, y esto lleva a ampliar la contribución de los equipos en la empresa, generando más y mejores ideas.

Una organización con interés en el futuro manifiesta su compromiso para apoyar y crecer ideas que tienen el potencial de avanzar a la empresa, y todo inicia con escuchar.

Empleado de Alto Rendimiento

Ruben Palazuelos Romo

info@palazuelosconsultores.com

Es fácil distinguir a una persona con alto rendimiento en una empresa: es el empleado(a) con un desempeño sobresaliente, quien siempre rinde más de lo normal. Esta persona es aquella más productiva, quien trabaja más horas que sus compañeros y quien siempre se retira más tarde que todos; es en quien descansa la correcta operación de su departamento o de quien depende su equipo de trabajo; es la persona a quien buscan sus gerentes al presentarse un gran reto y a quien buscan sus clientes para asegurar un buen resultado. Esta persona de alto rendimiento es indispensable en los trabajos de la empresa, pero también presenta riesgos para la gerencia y para la organización.

Continúa leyendo Empleado de Alto Rendimiento

Actitudes Frente a Riesgos

Ruben Palazuelos Romo

info@palazuelosconsultores.com

La gestión de riesgo ofrece un enfoque estructurado para reducir riesgos y tiene aplicación directa hacia causas de riesgo en el medio ambiente, en la tecnología y en las organizaciones, entre otras. La gestión de riesgo en empresas también es de gran utilidad para mejorar la continuidad de  las operaciones y en la mejora de los procesos. A pesar de sus grandes beneficios, la gestión de riesgo continúa como una de las áreas con atención limitada, tal vez debido a su natural incursión en el dominio de lo subjetivo y de la emoción.

Continúa leyendo Actitudes Frente a Riesgos

Análisis Gap

Ruben Palazuelos Romo

info@palazuelosconsultores.com

Prácticamente cualquier proceso exhibe una diferencia o una brecha entre su estado actual y su estado deseado. Como ejemplos: existe una diferencia entre el cumplimiento de una organización y los requisitos de ISO 9000; el desempeño de un proceso muestra una brecha respecto a su estándar o respecto a las mejores prácticas; la percepción de calidad y la expectativa de un cliente difieren; la diferencia entre la situación actual y la solución esperada es motivo de los trabajos de un proyecto; la condición actual de una organización aún dista de la visión establecida. Una brecha o diferencia entre la experiencia actual y la expectativa establecida es siempre causa de insatisfacción. 

Continúa leyendo Análisis Gap

La Voz del Cliente

Ruben Palazuelos Romo

info@palazuelosconsultores.com

En la mayoría de las iniciativas sobre Calidad como Manufactura Esbelta, Seis Sigma, ISO 9000 y otras, encontramos referencias a la Voz del Cliente. Al aplicar principios y métodos de  estas iniciativas es posible mejorar procesos y reducir variación en todo tipo de empresas, sean de productos o de servicios, para entregar una bebida a un consumidor o diseñar una estrategia de mercadotecnia. Sin embargo, estos esfuerzos no resultan en mayor satisfacción de clientes cuando se realizan en funciones organizacionales aisladas unas de otras, sin lograr mejoras al nivel sistema del negocio. Para mantener un alto nivel de competitividad en el ambiente actual de negocios es indispensable que la voz del cliente sea escuchada por todas las funciones y en todas sus posibles variantes.

Continúa leyendo La Voz del Cliente

Riesgos a las Operaciones

Ruben Palazuelos Romo

info@palazuelosconsultores.com

¿Cuál es el mayor riesgo a las operaciones en tu empresa?

Existen muchos casos que pueden interrumpir operaciones, algunos más probables que otros y algunos de mayor impacto que otros. Toda empresa responsable tiene documentado un conjunto de actividades para atender alguna contingencia en el negocio. Pero en muchos casos, este plan B existe porque es un requisito legal y no porque haya sido una verdadera preocupación de la empresa para enfrentar imprevistos y asegurar la continuidad del negocio para bien de todas las partes involucradas: empleados, clientes, proveedores y otros socios.

Continúa leyendo Riesgos a las Operaciones