Tecnología y labor

El Impacto de la Tecnología en el Ambiente Laboral

Ruben Palazuelos Romo

info@palazuelosconsultores.com

Al revisar los cambios dramáticos impulsados por la tecnología, podemos apreciar fácilmente que nos encontramos inmersos en una verdadera transformación de la forma en que trabajamos, y vivimos. Es difícil asimilar la rapidez del cambio y casi imposible comprender el alcance del mismo. 

Las decisiones que como sociedad aceptemos habrán de influir en la forma en que se utiliza la tecnología. Sin embargo, las decisiones de producir y utilizar tecnología están desligadas de la regulación y legislación sobre su uso, creando situaciones de gran complejidad social. 

¿Cómo nos preparamos para esta transformación? ¿Cómo preparamos a las siguientes generaciones? El cambio no está en el futuro distante; el cambio está ya presente, es profundo y es acelerado. Las próximas dos o tres décadas serán críticas para la población laboral alrededor del mundo. Una formación de las personas con el futuro en mente, en vez de seguir tendencias pasadas, es indispensable para salir adelante en esta ola de cambio tecnológico. 

La adopción de la tecnología para automatizar labor ha sido justificada de varias maneras. Algunas empresas lo hacen por asegurar mayor precisión y confiabilidad en los productos. Otras empresas automatizan para lograr mayor rapidez en servicios. Aún otras organizaciones deciden actualizar su forma de operar para reducir riesgos a personas. Varias grandes corporaciones han creado nuevos modelos de negocio con la tecnología. Tal vez detrás de todas estas razones está lo que algunas empresas reconocen públicamente como razón para automatizar: las máquinas requieren menos atención que las personas.

La automatización no solo desplaza trabajadores sino que además cambia radicalmente la forma en que deben trabajar las personas. Hemos visto industrias que han adoptado tecnología en varias formas y con ello han causado ya efectos profundos en aspectos sociales y económicos en su región de influencia. La magnitud del efecto depende del país y de la industria en cuestión pero es real y es considerable alrededor del mundo.

En el ámbito laboral, la automatización afecta ya hoy a personas en cualquier nivel educativo. El efecto es mayor y con consecuencias muy difíciles para gente que se ha mantenido en los niveles educativos básicos; muchas de estas personas no pueden adaptarse y quedan en una condición de vida inferior a la que tenían. Aún los empleados profesionales están en alto riesgo de quedar en una posición laboral inferior cuando no se han preparado adecuadamente para enfrentar este tipo de cambios. La tecnología continuará desplazando a personas de trabajos que pueden ser automatizados completamente. En otros casos, la tecnología no desplazará pues no es posible automatizar el total de su trabajo, pero cambiará profundamente la forma en que la persona debe hacer su trabajo y eso requiere de conocimientos y habilidades diferentes.

Algunas industrias que continuarán siendo afectadas por la automatización son: transporte, almacenamiento, manufactura, construcción, servicios administrativos y comerciales. Las empresas en estas industrias continuarán ocupando personas para diversos trabajos pero éstas necesitarán ser re-entrenadas. Las empresas deben considerar hoy esta necesidad e incorporarla a sus estrategias; al no hacerlo crearán para sí mismas una falta de recursos capacitados y eso afectará su existencia en el mercado cada vez más dinámico. Las estrategias de entrenamiento y desarrollo continuos para empleados son de gran importancia hoy y serán críticas en los próximos años para la supervivencia de las empresas ante la transformación tecnológica que ya apreciamos. 

Consideremos una joven que ha terminado sus estudios técnicos o profesionales con base en un curriculum actual, que probablemente tiene su origen diez o más años atrás. Ante la rapidez y profundidad del cambio tecnológico, los estudios de esta joven probablemente le serán útiles por tan solo dos o tres años. Después de ese período, para poder continuar y avanzar en su trabajo, la joven necesitará adquirir conocimientos adicionales y desarrollar habilidades que no fueron parte de su formación en la escuela. Y es muy probable que esta joven no tendrá los recursos para educarse de nuevo. Este escenario será igual para cada empleado, por lo cual la empresa requiere de un programa de desarrollo efectivo y permanente para sus empleados si desea conservar una posición competitiva en el mercado. La capacitación para el trabajo debe evolucionar rápidamente a un desarrollo amplio y continuo durante el trabajo.

La tecnología ha iniciado a desplazar a algunas personas y además transforma ya el trabajo de otras. Ambas tendencias deben ser atendidas rápidamente por la sociedad en general para formar un futuro con el cual estemos satisfechos, en vez de solo aceptar cambios para después tratar de controlar sus efectos.