86 covid_19

El Valor de la Gestión de Riesgos

Ruben Palazuelos Romo

info@palazuelosconsultores.com

Imagina la siguiente situación ficticia:

Tu equipo de trabajo realizó un estudio en el cual analizaron y cuantificaron el riesgo de interrupciones serias en la producción debido a las condiciones de una maquinaria clave en el proceso. Con base en el historial de mantenimiento, las condiciones actuales de carga y los síntomas más recientes, estimaron una muy alta probabilidad de falla catastrófica en esta maquinaria en el corto plazo. 

El estudio fue presentado de forma apropiada al grupo directivo, solicitando que se tomaran acciones preventivas para evitar problemas serios al negocio. Desafortunadamente el mensaje fue ignorado, no se tomaron acciones oportunas y el problema ocurrió de forma muy similar a la que tu equipo describía en su estudio, causando grandes pérdidas al negocio.

Considera ahora la siguiente situación real:

En Mayo de 2018 la Universidad de John Hopkins realizó un evento con la ayuda de expertos en varias disciplinas para estudiar la posibilidad de que ocurriera una emergencia global debida a una enfermedad infecciosa, así como la capacidad de respuesta de los sistemas actuales ante tal situación. En Octubre de 2019 el Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) llevó a cabo un evento similar. 

En ambos casos la conclusión fue la misma: el sistema global de salud es incapaz de detectar, prevenir y responder de manera oportuna y eficaz a emergencias debidas a enfermedades infecciosas. Ambos estudios publicaron una serie de alertas y recomendaciones describiendo múltiples factores que afectan la incapacidad del sistema global de salud, entre ellos:

  • Falta de planeación, inversión y cooperación internacional, acentuadas por tensiones comerciales, políticas o militares entre países que conducen a falta de confianza al presentarse la necesidad de acciones conjuntas. 
  • Resistencia o retraso por países en imponer restricciones para controlar la propagación de la infección por temor que afecten su economía. 
  • Condiciones muy inferiores de sistemas de salud en países que no consideran la salud como una prioridad para sus ciudadanos o que han sido seriamente limitados por la corrupción. 
  • El desprecio de algunos líderes por la ciencia y sus proyecciones sobre el efecto en la población de riesgos relacionados con aspectos de salud o el deterioro del medio ambiente.

La pandemia declarada recientemente a raíz de la rápida propagación del virus COVID-19 tiene paralelos notables con ambos ejercicios anteriores. Las acciones derivadas de los dos análisis de riesgos fueron muy limitadas y este virus ha causado la pérdida de vida a una gran cantidad de personas en una gran cantidad de países en muy poco tiempo. 

La gestión de riesgos es una metodología de gran valor que consiste en identificar y cuantificar  la probabilidad y el impacto de algún riesgo para luego planear acciones dirigidas a reducir la probabilidad de ocurrencia o el impacto de tal riesgo. La metodología es igualmente valiosa a nivel proyecto en una empresa como el primer caso descrito, y también a nivel de escenarios globales como el segundo caso presentado arriba. Al disponer de opiniones de expertos, con base en información confiable, las conclusiones sirven de guía para tomar acciones oportunas y eficaces con el fin de evitar daños o pérdidas.

Disponemos de herramientas útiles, información suficiente y métodos confiables para prevenir desastres. Desafortunadamente nada de esto puede ser de ayuda cuando las prioridades de los líderes son muy particulares e ignoran las necesidades fundamentales de las personas y las organizaciones.